ADN PATERNIDAD


 

¿QUÉ ES UNA PRUEBA DE PATERNIDAD? 

Una prueba de paternidad es aquella que tiene como objeto probar que un hombre es el padre biológico de un niño/a. Se basa en comparar los perfiles genéticos del presunto padre y del hijo(a). Los resultados de esta prueba son definitivos.
La prueba de paternidad es una relación en primer grado padre-hijo/a.

 

¿EN QUÉ CONSISTE UNA PRUEBA DE PATERNIDAD?

 En la actualidad, la prueba de paternidad consiste en el estudio de las células del padre y las del supuesto hijo a través de pruebas de ADN las cuales permiten saber si hay relación genética entre esas dos personas por la similitud que debe existir entre ambas muestras y, por lo tanto, confirmar o negar la paternidad.

 

¿QUÉ ES EL ADN?

El ADN es descrito como una larga molécula escalonada en espiral que contiene toda la información hereditaria que se requiere para el desarrollo de cualquier ser viviente y se encuentra en el interior de cada una de las células; se forma desde el momento de la concepción y se mantiene idéntico toda la vida.
Este elemento es proporcionado por los progenitores en partes iguales, característica que lo convierte en la herramienta ideal para ser analizado y así determinar la paternidad.
EL ADN Y LAS PRUEBAS DE PATERNIDAD
Un bebé hereda el ADN de ambos padres. La prueba de paternidad puede identificar si un hombre es el padre del bebé al estudiar las muestras que contienen:
1.  El ADN del hombre
2.  El ADN de la mujer embarazada
3.  El ADN del feto
Para una prueba de paternidad con fines informativos se necesitan las muestras del padre y del niño.

¿CUÁNTOS TIPOS DE PRUEBAS DE PATERNIDAD HAY?

Existen pruebas de paternidad con fines informativos o con fines legales.
Las pruebas legales requieren, además, que el muestreo sea realizado por un perito certificado, validación de la identidad de las personas a las que se les pide muestra y custodia de las muestras.

¿CUANDO SE SOLICITA UNA PRUEBA DE PATERNIDAD?

Las razones que llevan a realizar un estudio de ADN para determinar la paternidad son muy diversas y podemos separarlas en dos básicas:
Razones Personales:
1.   Dudas acerca de la paternidad cuando la pareja es reciente, o cuando la pareja ha pasado por una separación temporaria. También se realizan estudios de ADN para confirmar la paternidad biológica en casos de adopción.
2.    Algunas veces, a los supuestos padres les dicen, muchos años después, que hubo un hijo de una relación previa y quieren estar seguros de que realmente son los padres biológicos.  
3.    Algunos hombres sospechan de infidelidad de sus esposas o parejas y están preocupados de que el hijo no sea suyo y quieren la tranquilidad que les ofrece la prueba.
4.    Los hijos que fueron separados de sus padres a una edad muy temprana por diversas razones (adopción, etc.), generalmente quieren una prueba concluyente para el proceso de reunificación.
5.   Los hijos a veces descubren la infidelidad entre sus padres al morir uno de ellos y tienen curiosidad acerca de la composición de su ADN y de su historia familiar médica.
Razones Judiciales: Dicha prueba la solicitan por igual mujeres y hombres por diversos motivos, siendo el concerniente al sector femenino exigir sostenimiento económico, apellido y derechos a varones que niegan su paternidad, en tanto que la población masculina pretende confirmar si se le está acusando injustamente de ser el padre biológico.
Más y más se escuchan casos que llegan a los tribunales acerca de la obligación de manutención de los hijos.
La prueba de paternidad es un eficaz medio para resolver cuestiones que han llegado a juicio,  como disputas por hijos ilegítimos, divorcio, custodia, derechos de visita, herencia o adopción. También suele requerirse en ciertos casos de inmigración, seguros médicos, beneficios de Seguro Social y, hasta para resolver casos de intercambio de recién nacidos en hospitales.
Si el juez ordena que se lleve a cabo la prueba, puede también determinar quién tendrá que pagar el costo del servicio: puede ser la madre, el supuesto padre o compartido.

¿QUÉ RESULTADOS PUEDE DAR UNA PRUEBA DEPATERNIDAD? 

Para realizar la prueba de paternidad pueden ser necesarias tres muestras (padre, hijo y madre). Si solamente hay muestras de uno de los padres (es decir, padre e hijo), también se puede obtener un resultado lo suficientemente fiable.
Las pruebas de paternidad pueden dar nada más dos resultados:
1.    El hombre NO es el padre: El reporte dirá que ese hombre queda “excluído” como posible padre.
2.    El hombre SI es el padre: el reporte dirá que el hombre de la prueba NO puede ser excluido como el padre de la criatura a la que se le hizo la prueba (criterio de “inclusión”).
Para entender los resultados es importante recordar que un niño/a recibe cantidades iguales de material genético de su padre y de su madre. En la prueba de paternidad se usarán diferentes marcadores en el ADN del padre, si estos son iguales a los del hijo, entonces NO puede ser excluido como padre biológico de esa criatura.
Si uno de esos estos marcadores no es igual, entonces puede ser excluido como padre biológico en ese marcador. Si existen tres o más marcadores diferentes, se considera como criterio de exclusión y ese hombre no puede ser el padre biológico de ese niño/a.

¿LOS RESULTADOS DE LA PRUEBA DE PATERNIDAD SON CONFIABLES?

Una vez que se tiene la muestra, se separa el ADN y éste es dividido en sus diferentes marcadores genéticos (estructuras de las cuales 50% son proporcionados por la madre y el resto por el padre), los cuales son amplificados, analizados y comparados con los de aquellas personas que se sometieron a la prueba; si existe una coincidencia del 99.99% o mayor la paternidad queda confirmada y de 100% en casos de exclusión.
Su confiabilidad le ha permitido ser la prueba ideal en los tribunales de todo el mundo. Los laboratorios deben ofrecer un servicio estrictamente confidencial.